martes, 19 de julio de 2016

Alarmante ecocidio en el Estado Amazonas

INFORME QUE PRESENTAN PERSONAS Y ORGANISMOS REPRESENTATIVOS
DEL ESTADO AMAZONAS SOBRE LA CORRUPCIÓN MILITAR EN LA ZONA
Ing. Miguel Guape


Puerto Ayacucho, 21-07-2016
RESUMEN
Los hechos narrados en el presente informe son de vieja data en todo el estado Amazonas. Son constatables los graves crímenes,  que contra nuestra patria se cometen como son los hechos de corrupción, crímenes de lesa humanidad contra la población amazonense, y sobre todo contra la raza indígena, los graves atentados contra el ambiente con la explotación del oro de las minas en un Parque Nacional, y la grave asociación de las fuerzas militares acantonadas en la región con los guerrilleros colombianos para nuestra exterminación como país y como estado Amazonas. 
Producto de los problemas del día a día, en es el presente informe damos cuenta que de manera pormenorizada da cuenta al pueblo amazonenses, venezolano y mundial, del desastre ecológico, humanitario y de invasión de nuestro territorio por una potencia extranjera, en connivencia con estos militares, que en vez de protegernos, como lo manda la constitución, por el contrario, nos están saqueando, robando, expoliando y destruyendo en sociedad con los guerrilleros colombianos, de los cuales son protectores y asociados, según se verá en el desarrollo.
Iª ETAPA DE LA CORRUPCIÓN
En este País en la actualidad se busca que sus habitantes vivan de forma ilegal en su propia tierra, comenzando con las autoridades militares que propician que las cosas se hagan de manera ilegal, para luego ellos “poner el orden” y así se adueñan y administran regiones y renglones económicos de Venezuela. En Amazonas están actuando de esa forma y con los guerrilleros colombianos como socios, a los cuales luego apartarán e implementarán su “Arco Minero”, que es un adefesio destructivo militar, y ya armaron su Consorcio de explotación minera. Mientras, se vuelven ricos, como en Amazonas, donde los generales de turno saquean en grave asociación con los guerrilleros colombianos y garimpeiros, las minas. Luego van a “venir a salvarlas”. Mejor dicho: a administrarlas, pasando por alto el hecho de que el lugar donde éstas se encuentran es un Parque Nacional y son tierras donde habitan pueblos originarios, a los que están desplazando. 
Otro aspecto es que ésta es una situación institucional o estructural. Ni la corrupción militar ni los guerrilleros colombianos son nuevos en Amazonas. El gobierno actual tiene un pacto con estos irregulares desde que Chávez entró al poder en Venezuela hace 17 años y los generales que vienen al Amazonas “heredan” de los anteriores la estructura de corrupción dejada por el antecesor. El número es de 4.500 irregulares, cifra dada por  el gobernador Liborio Guarulla y el total de mineros ilegales es de 12.000, según cifras aportadas por especialistas estudiosos de la materia.  



El gran martirio y martillo con la Guardia Nacional Bolivariana (GNB) comienza en Puerto Ayacucho (5º 39´ 59´´ N; 67º 37´ 41´´ O) con el trasporte de bienes y servicios hacia el interior de Amazonas.  De Puerto Ayacucho a Samariapo (5º 14´ 25´´ N; 67º 47´ 44´´ O) hay 66 Kms. y tres (03) alcabalas de la GNB que requisa en doble sentido: desde Puerto Ayacucho prorratean a todos los comerciantes con los productos de primera necesidad que van hacia el interior del estado Amazonas y desde Samariapo requisan sobre todo a los parientes indígenas en búsqueda del oro de las minas. 

  
Puerto Ayacucho, estado Amazonas
Los indígenas son desnudados en la búsqueda  del metal, violando sus derechos humanos más elementales. También les roban el dinero en efectivo que portan. Muchas veces ponen alcabalas móviles y entonces el número aumenta hasta 12.  Los de las mafias no son requisados porque son conocidos de ellos y pagan de antemano una cuota.   


Puerto Samariapo
IIª ETAPA DE LA CORRUPCIÓN
San Fernando de Atabapo (4º 02´ 53´´ N; 67º 42´ 08´´ O) es la puerta de entrada al interior de Amazonas a través de los ríos Atabapo y Orinoco. Es la continuación de la navegación y la frontera Internacional que viene por el Orinoco desde Puerto Ayacucho y donde el tráfico ilegal supera largamente al legal. Es el segundo punto de control, requisa y matraca generalizada de la GNB. También es la puerta de entrada y salida de las minas que están en el río Orinoco.  
 Es una pequeña ciudad con una economía “dorada”, puesto que todo el mundo habla de los precios y cotización del oro. Al frente está el pueblo colombiano de Amanaven y más allá, sobre el colombiano río Inírida, la ciudad de Puerto Inírida, Capital del Departamento de Guaviare donde pagan muy bien el oro sacado de las minas venezolanas. Las transacciones se hacen electrónicamente y el metal es pagado directamente a una cuenta bancaria del ofertante, vía internet. Los pobres empleados públicos nacionales, de la alcaldía o de la gobernación y los habitantes en general están desvalidos porque el mísero sueldo que ganan no les alcanza para nada ante el patrón oro que es el que manda.
Puerto Inírida fue fundada en 1960 (hace 56 años) y se ve su pujanza como ciudad en franco progreso. Las gabarras llenas de mercancía suben el Orinoco y luego el Inírida rumbo  a donde las reglas de la economía están claras. En cambio del lado venezolano nadie puede subir o bajar mercancías en ese mismo eje fluvial entre San Fernando de Atabapo (259 años de fundada) y el puerto de Samariapo-Puerto Ayacucho debido al despojo de la GNB en el camino, que tiene todo el comercio de la zona paralizado. Se implementó el SENIAT (aduana) para establecer nuevas reglas de juego e impulsar el comercio, pero empeoró la cosa, porque este organismo se unió al despojo de mercancías y cobro de vacuna a los amazonenses.


San Fernando de Atabapo. Es la puerta de entrada a las minas en explotación 
y administrada por la guerrilla colombiana y custodiada por la GN. Año 2016.
En el Río Orinoco comienza otro mundo: el reino de los ilegales y del oro. El papel moneda no vale nada, y es sustituida por la raya o el gramo de oro  y los militares llaman a los guerrilleros “mi comandante”, porque son los que verdaderamente mandan y administran las minas.
Los que van para las minas y al Alto Orinoco deben pasar por la alcabala de SÚPIRO (4º 01´ 54´´ N; 67º 40´ 38´´ O) (al lado de la Pica de Tití). Ahí también controlan a los socios ilegales colombianos que transportan bienes de consumo y gasolina para las minas y a los parientes indígenas venezolanos legales que viajan hacia el Alto Orinoco. De todos modos muchos ilegales se les escapan y de noche es posible oír el ruido de los motores que surcan estas aguas con destino a las minas. Es una auténtica autopista fluvial. 

Barcos llenos de mineros como este surcan las aguas del Orinoco de día y de noche.
Los protegen las guerrillas colombianas y los GNB.

La guerrilla es la que administra todas las minas. Parte y reparte el oro y se debe quedar con la mayor parte que va hacia Colombia. Los generales de las fuerzas armadas acantonadas en Amazonas tienen su gran tajada: el de la GNB, la Armada y la Aviación. Cada cierto tiempo van en helicóptero a las minas a buscar su tajada, salvo Tepedino Aranguren jefe del ZODI en Amazonas, (acaba de ser cambiado, pero la estructura de corrupción dejada en Amazonas continuará con el que viene), quien recoge su parte en la región de Manapiare, heredada del anterior comandante Covelli. La degradación del ambiente es bestial y el agua del Orinoco en esa región ya no se debe tomar ni comer sus pescados por el mercurio arrojado en sus aguas. El que cuida verdaderamente su salud, consume el agua mineral llevada de Puerto Ayacucho. Pero hasta aquí también llegará esa maldición bíblica y en la próxima ribazón los pescados estarán también contaminados con mercurio que baja desde las minas, pasa por Atabapo y también llegará a Puerto Ayacucho y más allá. O sea nosotros, los ayacuchenses, también estamos condenados. 
Luego viene el control de la GNB en SANTA BÁRBARA (3º 57´ 35´´ N; 67º 05´ 02´´ O). Ese puesto es el encargado de la cobra de la vacuna de los mineros colombianos que van a las minas del Yapacana y son 80.000 Bs. por cada colombiano ilegal que pasa; el venezolano paga 30.000 Bs. 
Al entrar los ilegales a las minas los guerrilleros que la controlan no cobran la vacuna, pero al salir son 5 gramos de oro. Y son más de 2.000 mineros. Además cada comerciante que entra a la mina debe pagar su tarifa a la GNB y a la guerrilla. 


Después de San Fernando, están las alcabalas de la GNB de SÚPIRO y SANTA BÁRBARA 
para el control y cobro de tarifa a los mineros.

Todas las minas están a mano derecha del Orinoco. Son tres en explotación y va a empezar la de Caño YAGUA administradas todas por la guerrilla colombiana y protegida por la GNB: viene la mina de MARAYA (4º 00´ 42´´ N; 66º 58´ 23´´ O) en la boca del río Ventuari, confluencia con el Orinoco; sigue la mina de MOYO, a una hora y media en motocicleta de la comunidad de PIEDRAS BLANCAS (3º 55´ 22´´ N; 66º 54´ 07´´ O) que queda al frente del río Orinoco. Luego viene el Cerro YAPACANA (3º 40´ 58´´ N; 66º 48´ 19´´ O), la más grande y tendrá alrededor de 2.000 personas, la mayoría colombiana y brasilera y más de 20 chupadoras, la mitad de las cuales son de los generales militares que ahí las colocan en helicópteros desde Puerto Ayacucho. (Ver denuncia de 2014 al respecto de Iñigo Narvaiza).



  
Iñigo Narvaiza era el representante de FUNDACITE (Fundación para el 
Desarrollo de la Ciencia y la Tecnología)-Amazonas.
Al denunciar a los militares con nombres a y apellidos, fue removido de su cargo.

Todas están dentro del Parque Nacional Yapacana. Son controladas totalmente por la guerrilla colombiana y es la que decide quién entra y quién no. Los productos y bienes todos son colombianos y ya a los venezolanos no les permiten entrar con sus productos para la venta a los mineros. Y si algún venezolano va allá a vender sus productos, debe pagar más que los colombianos. O sea estamos invadidos por una potencia extranjera y con la ayuda de los propios militares que deberían defender nuestra integridad territorial, además de que matraquea a los legales. Los parientes, muy inteligentemente no participan en esta orgía de malandros. Prefiere la libertad de los ríos y no tienen porqué exponerse a un trabajo esclavizarte e inhumano. 

El Cerro YAPACANA está dentro de un Parque Nacional. Ahí hay 2.000 mineros destruyendo la naturaleza y contaminando las aguas del río Orinoco con mercurio.
 La mina la administra los guerrilleros colombianos y los protege la GNB.

Luego viene la alcabala de la GNB de CÁRIDA (3º 38´ 15´´ N; 66º 53´ 35´´ O). Es una comunidad totalmente tomada por los militares y ahí la GNB administra el combustible que viene desde Puerto Ayacucho para las minas. Un tambor de gasolina se vende a 6-7 gramos de oro y 1 gramo es para la GNB que administra todo y pone a los suministradores a hacer fila por orden de llegada, para la venta. Y si la GNB ve alguna embarcación sospechosa de otro cuerpo militar, manda a los dueños de los barcos con combustible a esconderse en la laguna de CÁRIDA. No crean que este otro cuerpo militar andará resguardando la nación: estará también buscando su cuota en el botín. 
Entre CÁRIDA y San Antonio del Orinoco a mano derecha, bajando el río, queda el legendario amazonense Caño YAGUA (3º 34´ 10´´ N; 66º 46´ 37´´ O), hasta ahora rico en peces. Hasta ahora, porque va a ser destruido y condenado a desaparecer: los guerrilleros, conjuntamente con la GNB a la cual están asociados, construyen 3 balsas mineras en la boca del Caño para explotar el oro en su lecho. Es un caño que sirve como fuente de alimentación a las 10 comunidades desde Carrizal hasta San Antonio del Orinoco y donde habitan alrededor de 2.000 personas.
 Ahí la guerrilla colombiana, impunemente abrirá la 4ª mina de oro, ante la mirada y lamento inerme de los amazonenses.


En este sitio la guerrilla construye,  protegida por la GNB, 1 de las 3 balsas
que serán introducidas en el Caño YAGUA

El Caño Yagua es un desovadero y reservorio de peces como el bocón y pavón que sirven de alimentación a los habitantes de estas comunidades indígenas. Esto es un crimen de lesa humanidad perpetrado una vez más por estos delincuentes. En otros países más civilizados, donde las leyes se cumplan los militares serían llevados a un Consejo de Guerra y juzgados por Alta Traición a la Patria, Ecocidio y Genocidio, entre otros graves delitos. Entonces hay que reformar las leyes y hacerlas cumplir. Debemos comenzar a adecentarnos, empezando por la corrupción militar, los más corruptos de todos los entes públicos. 
El matraqueo es doble, como cuando el legal navega por los ríos del Amazonas. Los GNB  y la Armada patrullan los ríos para matraquear a los legales y proteger a los ilegales. 


El paradisíaco Caño YAGUA va a ser destruido. Allí los guerrilleros,
 protegidos por la GNB, construyen 3 balsas para introducirlas
 al Caño para sacar oro y contaminarlo con mercurio.

En TAMA-TAMA hay otro puesto de la GNB donde matraquea a los que van hacia el Alto Orinoco, tierra de los Ye´Kuana y Yanomami. Decomisan y roban a los pasajeros la comida y hasta los pañales de los recién nacidos. No dejan pasar más de 20.000 Bs. a cada embarcación. ¿En qué ley se encuentra eso? Luego esta mercancía es vendida. Prohíben a los pasajeros Ye´Kuana y Yanomami pasar cartuchos y aguardiente hacia su destino, pero ellos mismos los venden, cuando los decomisan.
Los que siguen por el camino del Casiquiare verán el desfile de barcos guerrilleros surcando nuestras aguas impunemente.
A mitad del Casiquiare en el Caño San Miguel están los guerrilleros. Tienen un campamento grande y es el puesto de comando de los nuevos amos del Amazonas.
En el río SIAPA, afluente del Casiquiare, hay otra mina, aún artesanal (no utilizan chupadoras ni mercurio). La GNB y la Armada desde San Carlos de Río Negro vienen cada 15 días a buscar su cuota en oro para dejarlos trabajar tranquilos. La guerrilla colombiana, que tiene su puesto de comando cerca, aún no la administra. A lo mejor aún no les ha dado tiempo.

IIIª ETAPA DE LA CORRUPCIÓN
Para dar una panorámica completa por los ríos de Amazonas continuaremos por el Río Negro-Guainía, donde hay 6 balsas. Todos los días las pasan al lado colombiano y de noche se pasan al lado venezolano a trabajar. Los GNB y la Armada de San Carlos de Río Negro vienen a buscar su cuota regularmente. Al comenzar el año, fueron dinamitadas 2 balsas por la Armada. No crean que fue un acto de patriotismo. Fue simplemente porque no pagaron la vacuna. Al tratar de arrastrar las balsas se ahogó un militar de la Armada. Esta denuncia debe pasar a Colombia, puesto que en San Felipe, del lado de Colombia, al frente de San Carlos de Río Negro hay barcos tipos PIRAÑAS para resguardar las fronteras. Y el mal que realizan estos mineros al infectar ríos y peces afecta por igual a venezolanos y colombianos.
 Para terminar la geografía de este informe queremos señalar que en el río Atabapo laboran 5 balsas. En épocas pasadas fueron dinamitadas por el ejército colombiano. Ese ejemplo se debe seguir. Por eso la insistencia que este informe también deben llegar a los poderes de decisión del otro país.




La toma de Amazonas por la guerrilla colombiana es de viaja data. Se ha alertado anteriormente y los militares siempre lo han negado. “Tráiganme las pruebas”, siempre ha sido su cómplice respuesta. Ahora se ve el porqué. Al respecto anexamos un informe de la Revista “La Iglesia en Amazonas” donde hace 3 años ya alertaba del gran problema que tenemos los amazonenses:
Amazonas
Año XXIX • Nº 124 • Junio 2013
Revista ilustrada trimestral del Vicariato Apostólico de Pto. Ayacucho

¿QUÉ PASA EN AMAZONAS?
ELEMENTOS PARA LA PASTORAL SOCIAL DEL VICARIATO
En el marco del Plan Pastoral Vicarial y del Plan Trienal correspondiente al período 2.012-2.015, con la finalidad de ir poniendo en práctica, evaluar y profundizar nuestras opciones y líneas de acción, realizamos en el mes de junio la primera de las dos Asambleas Vicariales que celebramos cada año.
En ella nos propusimos fijar la atención en la Pastoral Social del Vicariato (así como en asambleas anteriores hemos analizado la pastoral juvenil, vocacional, familiar, la opción por los indígenas, la elaboración del plan trienal, etc.) con el fin de analizar nuevas situaciones que se están dando o reforzando y detectar las exigencias que se desprenden para nuestra pastoral social.
En efecto hay realidades que son problemáticas y están afectando a la ciudadanía amazonense, tanto en la vida de cada día de la población en general, como en situaciones específicas en algunas zonas que repercuten sobre todo en comunidades indígenas. Esto constituye en gran parte la motivación y el punto de partida de cuanto compartimos.
Nos pusimos como objetivos tener conocimiento y tomar conciencia de estas realidades, preguntarnos cómo estas situaciones interpelan (y desafían) a nuestra conciencia cristiana, y ver qué actitudes y acciones debemos asumir, como Iglesia.
Al especificar los temas a tratar retomamos algunas denuncias y tomas de posición por parte de diferentes colectivos de ciudadanos y la problemática que hoy aqueja a amplios sectores de la población. Los distribuimos en tres bloques: 
1. Nueva política minera del Estado Venezolana.
 2. Presencia de irregulares en amplias zonas del Edo. Amazonas. 
3. Problemas sociales que se evidencian en las comunidades.
Dejamos muy claro desde el principio que la reflexión no estaba dirigida al análisis de las orientaciones políticas de los participantes ni a buscar responsables de posibles logros o limitaciones, sino a profundizar las consecuencias que producen en la vida personal y comunitaria las situaciones que estamos viviendo.
Creemos que puede resultar interesante para los lectores de la revista conocer el conjunto de las exposiciones y documentos que fueron presentados, así como también la síntesis de las reflexiones de la asamblea, y así lo reportamos. Invitamos como panelistas para las exposiciones iníciales al abogado Luis Bello, a Guillermo Arana, vocero del COIAM y delegado ante la Institución de Demarcación de Tierras, a Otilio Santo, Coordinador General de la Organización Indígena del Pueblo Uwottuja del Sipapo (OIPUS), a Carlos Morales, sub-coordinador, a Bartolomé Gimón, vocero del Consejo de Ancianos, y a Juan González (los dos últimos, Diáconos de la comunidad cristiana).
Estuvieron también presentes en varios momentos algunos representantes indígenas de diferentes etnias.

1. EXPLOTACION MINERA
…“presentamos a continuación una síntesis de líneas de acción asumidas por el Gobierno Nacional en los últimos años con relación a la explotación minera, y el pronunciamiento realizado por la Coordinadora de Organizaciones Indígenas del Estado Amazonas (COIAM) sobre este importante tema y su petición a los órganos competentes del Estado de evaluar con cuidado los impactos que podría tener esta nueva política extractivista en la región amazónica”…
1.1 NUEVA POLÍTICA MINERA DEL ESTADO VENEZOLANO
…“En los últimos tres años, el Gobierno nacional ha impulsado cambios importantes en la política minera del país, relacionados fundamentalmente con la nacionalización de la minería del oro en el ámbito de la ley habilitante de 2011, la creación del llamado “Arco Minero del Orinoco” por parte de la Presidencia de la República”… 
…“El 23 de agosto 2011, el Presidente de la República, Hugo Chávez Frías aprobó el decreto N° 8.415, publicado en la Gaceta Oficial 39.741 que crea el órgano administrativo de control del llamado “Arco Minero del Orinoco”… 

     


…“En enero de 2013, se planteó la creación de la Corporación Venezolana de Minería la cual sería producto de las reformas al sector minero implementadas en el país desde el año 2011, y que tiene como objetivo según la información publicada por el Gobierno, el de “asegurar que los inmensos recursos minerales existentes al sur del Orinoco, puedan ser convertidos en capacidades industriales” Por otra parte, en enero de 2013, también se dictó el decreto N° 9.368 publicado en Gaceta Oficial N° 40.109 de fecha 13 de febrero de 2013, mediante el cual se transfiere a PDVSA o a la filial que esta designe, el derecho a desarrollar directamente o por medio de un ente del Estado las actividades previstas en la Ley Orgánica que Reserva al Estado las Actividades de Exploración y Explotación del Oro”… 
…“De inmediato tomó la palabra el dirigente indígena Guillermo Arana, quien leyó y comentó el documento citado… 

PRONUNCIAMIENTO DE LAS ORGANIZACIONES INDÍGENAS DEL ESTADO AMAZONAS (COIAM) SOBRE LA POLÍTICA MINERA DEL GOBIERNO NACIONAL Y LOS PLANES
ESTATALES QUE AFECTAN LOS DERECHOS CONSTITUCIONALES DE LOS PUEBLOS
INDÍGENAS.

…“En el día de hoy 01 de Marzo de 2013, nosotros, pueblos y comunidades indígenas de la Amazonía venezolana, agrupados en la Coordinadora de Organizaciones Indígenas de Amazonas (COIAM), representados por la Organización Indígena Piaroa Unidos del Sipapo (OIPUS), la Organización Ye´kuana del Alto Ventuari (KUYUNU), la Organización Yanomami (HORONAMI), la Organización Mujeres Indígenas de Amazonas (OMIDA), la Asociación de Maestros Piaroa (Madoya Huarijja), la Organización Piaroa del Cataniapo “Reyö Aje”, la Organización Indígena de Río Negro (UCIABYRN), la Organización Yabarana del Parucito (OIYAPAM), la Organización Piaroa de Manapiare, la Organización Ye´kuana del Alto Orinoco (KUYUJANI Originario), y el Movimiento Político Pueblo Unido Multiétnico de Amazonas (PUAMA), invocando nuestros derechos constitucionales (Art. 119 de la Constitución de la República Bolivariana de Venezuela y Art. 7 de la Ley Orgánica de Pueblos y Comunidades Indígenas), reunidos en Puerto Ayacucho, Estado Amazonas, para revisar y analizar los diferentes aspectos de la política minera del Gobierno venezolano y los planes estatales que afectan nuestros derechos, hemos realizado las siguientes consideraciones a modo de pronunciamiento”…:
…”3.- Rechazamos la intención de implementar de manera inconsulta el denominado Arco Minero del Orinoco, como principal política que tiene por finalidad promover la exploración y explotación de los diferentes minerales existentes en la región Guayana, afectando nuestros territorios e integridad sociocultural. Esta política desarrollista y extractivista tiene marcados matices capitalistas y es contraria a nuestra concepción sobre la vida y la madre naturaleza como bien primordial para el sustento colectivo”…
…”5.- Consideramos que la implementación de estos proyectos sin la debida CONSULTA PREVIA e INFORMADA violenta lo dispuesto en el artículo 120 de la Constitución de la República y las disposiciones de la Ley Orgánica de Pueblos y Comunidades Indígenas que hacen referencia al procedimiento para la consulta previa, informada y de buena fe, así como de tratados internacionales de protección de los derechos indígenas como el Convenio N° 169 de la Organización Internacional del Trabajo suscrito y ratificado por la República, así como otras normas”...
…”6.- Solicitamos al Gobierno Nacional la REVISIÓN urgente de estos proyectos y la no implementación de los mismos en territorios y comunidades indígenas debido a los posibles impactos destructivos ambientales y socioculturales. La vida y sobrevivencia física y cultural de los pueblos indígenas de las futuras generaciones depende de la protección integral de su hábitat y tierras. Particularmente pedimos que los órganos competentes del Estado respeten el Decreto Presidencial N° 269 que prohíbe toda actividad minera en el Estado Amazonas, y los decretos que crean la Reserva de Biósfera del Alto Orinoco y diferentes parques nacionales, como expresión de una política pública responsable de protección ambiental de la Amazonía venezolana”...
…”7.- Proponemos al Gobierno Nacional y a los demás órganos del Estado venezolano que desde una revisión profunda de su política indígena promueva la implementación de proyectos sostenibles en territorios y comunidades indígenas del sur del país, que respeten y garanticen sus formas de vida, y la integridad ambiental amazónica en sintonía con la protección global del planeta”...
Organización Indígena Piaroa Unidos del Sipapo (OIPUS)
Organización Ye´kuana del Alto Ventuari (KUYUNU)
Organización Yanomami (HORONAMI)
Organización Mujeres Indígenas de Amazonas (OMIDA)
Asociación de Maestros Piaroa (Madoya Huarijja)
Organización Yekuana del Alto Orinoco (KUYUJANI Originario)
Organización Piaroa del Cataniapo “Reyö Aje”
Organización Indígena de Río Negro (UCIABYRN)
Organización Piaroa de Manapiare,
Movimiento Político Pueblo Unido Multiétnico de Amazonas (PUAMA)
José Gregorio Díaz Mirabal Vice-Coordinador CONIVE
Guillermo Guevara (Constituyente Indígena 1999)

2. LA PRESENCIA DE IRREGULARES EN AMAZONAS
     

“Es éste un tema sobre el que han circulado muchos rumores desde hace varios años pero sobre el que cada vez más se expresan evidencias que no se pueden dejar pasar y exigen una seria y exhaustiva investigación por parte de los organismos competentes. A juzgar de los datos que se tiene a mano, constituye un problema que ya está en acto y que puede traer gravísimas consecuencias si no se pone remedio de inmediato.
Muchos de estos datos recogen la experiencia de las comunidades y de otras personas que, de una u otra manera, hacen vida en esos ambientes.
A lo largo de estos años en ciertas zonas de Amazonas (particularmente en la zona de los municipios de Río Negro y Maroa) se presentaron sistemáticamente denuncias sobre la presencia de irregulares (las FARC).
Ha sido un “secreto a voces” sustentado con multitud de ejemplos, anécdotas y testimonios. Esa presencia se ha ido haciendo cada vez más notoria en otras zonas de Amazonas, en los Municipio Manapiare y Atabapo, y últimamente también se ha puesto en evidencia en el Municipio Autana en forma mucho más abierta, a tal punto que personas armadas se han presentado (como supuestos guerrilleros de las FARC) en diversas comunidades indígenas solicitando espacios para establecer campamentos y mantener una relación amistosa con las comunidades. Y se han dado reuniones entre estas personas y representantes de comunidades piaroas (estuvieron más de sesenta delegados de comunidades indígenas en Caño Uña el 15 de mayo de este año). Los dirigentes de OIPUS invitados a la Asamblea, en particular el coordinador general Otilio Santo, y el diácono Bartolomé Gimón, que fue vocero del Consejo de Ancianos ante los supuestos miembros de las FARC, introdujeron el tema y explicaron con detalle los acontecimientos y leyeron la respuesta que habían dado estas comunidades ante las peticiones recibidas.
Transcribimos a continuación el documento y agrupamos después las informaciones de los expositores junto a la reacción de la Asamblea.”

 2.1 RESPUESTA DE LAS COMUNIDADES PIAROAS DEL SIPAPO A UNA PETICIÓN DE LAS FARC-EP

República Bolivariana de Venezuela
Municipio Autónomo Autana
Comunidad Caño Uña
Estado Amazonas
15 de Mayo de 2.013
Ciudadanos: FARC-EP
Presente
“Hoy, día miércoles, siendo a las ocho de la noche, los habitantes de las diferentes comunidades que hacemos vida activa en los cinco ríos ubicados en el territorio Piaroa: Sipapo, Cuao, Autana, Guayapo y Orinoco Medio. Iguamente con la asistencia de los promotores y Autoridades Tradicionales, nos reunimos en la Comunidad de Caño Uña, con la finalidad de tratar un solo tema sobre la presencia de la FARC-EP dentro del territorio del Pueblo Uwottuja (Piaroa) y responder a la invitación que nos hiciera de esa organización.
De los temas que fueron propuestos son de importancia para ser tratado en la reunión pautado, es de mayor relevancia de la presencia de Ustedes en nuestro Territorio. Desde la cosmovisión y cultural del Pueblo Piaroa, se trata de Hábitat y tierra que venimos ocupando ancestralmente desde milenios. Nosotros todos reunidos en esa Asamblea le hacemos a su conocimiento nuestra posición como Originarios y Genuinos habitantes de este territorio:
El territorio que vivimos nos pertenece, porque nos legó nuestro dios creador Mereya  Anamey. El territorio que ocupamos fue destinado únicamente a Pueblo Uwottuja (Piaroa).
El Pueblo Piaroa, el territorio se fundamenta en: para la sobrevivencia y subsistencia, de la pesca, cacería, del conuco sobre todo la conservación y la preservación de los recursos naturales.
Actualmente estamos trabajando conjuntamente con el Gobierno Nacional para que se nos reconozca como Territorio Propio e Independiente, y con autonomía propia.
Evidenciamos la fragmentación del equilibrio buena y sana convivencia familiar dentro del hábitat y territorio.
Tenemos conocimientos de otros hermanos países con poblaciones indígenas las negativas experiencias y la violación de los derechos naturales como pueblos originarios.
No estamos de acuerdo que haya explotación de los minerales existentes dentro de nuestro hábitat y territorio, porque atenta la vida de nuestro pueblo Uwottuja.
El Pueblo Uwottuja, tradicionalmente y ancestralmente somos pueblos sin Armamentos y pueblos pacíficos. Estamos destinados a vivir en PAZ y no vivir con grupos armados dentro del territorio.
Le manifestamos nuestro respeto, sus condiciones humanas, sin embargo, le manifestamos nuestro total desacuerdo su presencia y desplazamiento en nuestro territorio. Solicitamos a que busquen la alternativa de cómo puedan retornar a su lugar de procedencia o país.
Igualmente no aceptamos y estamos desacuerdo que se realicen el intercambio comercial y contrataciones a personas indígenas Uwottuja y de otros pueblos indígenas o con los habitantes de las comunidades que conforman el pueblo Piaroa,
Por últimos, El Pueblo Piaroa estamos agradecidos por la invitación que ud nos haya hecho y poder manifestar nuestros sentimientos y pensamientos, sabiduría de este pueblo noble que ha compartido desde siempre dentro de la madre tierra, en paz, tranquilidad, hermandad, solidaridad, en fortalecimiento y defensa cultural y territorio.”
Auguramos éxitos. Auténticos
Atentamente,
- Organización Piaroa OIPUS - Organización Piaroa Asoccagru y Autoridades Tradicionales de Sipapo.

NOTA: Los guerrilleros de todos modos allí se instalaron, pasando por alto la oposición de las comunidades a su presencia en la zona.

CONCLUSIONES
Como se puede concluir: el problema de la corrupción de los militares en Amazonas es de vieja data, así como su asociación con los guerrilleros colombianos.
Esto es traición a la Patria y los militares a nivel regional deben ser juzgados por Alta Traición.
La corrupción es hereditaria o institucional en Amazonas y los generales que vienen heredan todo el aparato de corrupción que el anterior deja.
Situación Geopolítica
La guerrilla está derrotada militarmente en Colombia y muchos, entre ellos los que con el permiso de los militares nos invadieron, volverán a su país y se acogerán al proceso de paz.
Otros se quedaran desamparados de las guerrillas y son los que causarán problemas en este país al querer continuar con sus actividades  ilegales productivas de oro y cocaína. Por culpa de los actuales militares a lo mejor habrá una guerra. De lo que pase en el futuro también serán culpables.

RECOMENDACIONES
La Asamblea Nacional debe alertar y poner en cuenta a la Nación que los Decretos sobre protección de Ambiente en Amazonas están vigentes, así como los referentes a la conservación de los Parques Nacionales.
Poner en cuenta de esta situación a las autoridades colombianas.

Ingº Miguel Gutiérrez Guape
C.I. V-1564304
Cronista Oficial del Municipio Atures
del
Estado Amazonas
Venezuela

No hay comentarios:

Publicar un comentario